lunes, agosto 20, 2018
Vertiente Crítica

El Señor de los Anillos: análisis antropológico, político y mitológico

La trilogía de El Señor de los Anillos fue dirigida por Peter Jackson, cuya primera entrega fue estrenada en 2001. Recientemente, en 2012, también Peter Jackson llevó al cine la historia de El Hobbit , esta vez dividida en dos partes.

Las películas tuvieron bastante éxito en general, aunque también tuvieron un buen número de detractores, sobretodo a los seguidores de los libros. En cualquier caso, El Señor de los Anillos es una obra rica en simbolismo, digna de analizar, que se mantiene en las adaptaciones de los magníficos libros de J. R. R. Tolkien, publicados entre 1954 y 1955.

Lo más relevante de la obra de Tolkien, además de considerarse uno de los mayores legados literarios, es cómo el autor logró a través de su obra, conectar la mitología nórdica con sus creencias religiosas, sus experiencias personales, sus miedos, su saber y con los problemas sociales de la época que le tocó vivir, y que no son muy diferentes a los actuales. El mismo Tolkien se definía como un Hobbit pero más alto. Y si uno lee sus libros, se da cuenta de que el universo que narra no es sólo fruto de una originalidad y talentos evidentes, sino de un universo paralelo, imaginativo y consciente, en el que posiblemente vivía el autor. Universo paralelo, por cierto, que comparten millones de fans.

Seguramente, lo más maravilloso es lo exhaustivo del trabajo que hay en torno a El Señor de los Anillos. En sus textos, encontramos un génesis con su propio dios, Ilúvatar, con el homólogo a un ángel caído, Morgoth, y una serie de elementos místico-religiosos que vertebran el universo que nos presenta Tolkien, con claras referencias a la Biblia. Pero, también a la mitología nórdica en general y la germánica en particular, a sus dioses y demonios, como los dragones, entre los que destaca Smaug, que tiene muchas similitudes al dragón de la leyenda de Beowulf, o el Anillo del Nibelungo de Wagner, cuya tragedia se inspira en la mitología germánica. Pero no sólo se contentó con esto, sino que definió con sumo detalle la historia de las diversas razas que aparecen en El Señor de los Anillos, sus lenguas, sus guerras, la magia, las cualidades de sus habitantes, sus músicas, sus poesías, cuentos, cánticos, etc.

Otra de las cuestiones más importantes de la obra de Tolkien, es cómo se define el bien y el mal. Aquí el autor, hace un alegato claro, situando el mal como una consecuencia del poder, donde todo aquello que da poder, es susceptible de corromper. No por casualidad, el anillo único, junto a los otros anillos forjados por Sauron, son conocidos como los anillos de poder. También es cierto, que aunque en las películas no se aprecie demasiado, en los libros, este poder también estaba asociado a la industrialización, a la dominación de la naturaleza por el hombre a través de la técnica. Así el autor critica cómo esta industrialización destruía no sólo la naturaleza, sino la pacífica vida de las gentes. Esto último no es una interpretación libre, sino que es algo de lo que se quejaba el mismo Tolkien y que se puede apreciar al final del libro de El retorno del rey (1955). De hecho, la comarca está inspirada en su propia infancia, y Mordor, el mal, se inspira en la ciudad industrial de Birmingham, a donde tuvo que ir a vivir pasada la niñez.

En suma, la obra de Tolkien es imprescindible para todo aquel que a través de la fantasía quiera analizar cuestiones actuales de su propia realidad, así como disfrutar de una magnífica prosa, bella y detallista.

En este programa analizamos El Señor de los Anillos teniendo en cuenta sus aspectos antropológicos, políticos y mitológicos. También prestamos especial atención a la obra de J.R.R. Tolkien y a las referencias que se pueden encontrar en los libros sobre su propia vida, así como a las cuestiones más polémicas.

Para este programa hemos contado con Álvaro Plá (politólogo y experto en temas de defensa), Antonio Villegas (abogado y politólogo) y Luis Sanmartín (filósofo, antropólogo y fundador de Vertiente Crítica). El programa ha sido conducido por Josep Sanmartín (comunicador y fundador de Vertiente Crítica).

Música: The Renaissance Man de Little Glass Men
Imagen original albergada en vix

Autor/a

Fundador, editor, diseñador e ilustrador de El Rincón de Pensar. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia, tras estudiar un año en la Solent University y un semestre en la ENAP-UNAM. Realizó un máster en Escritura de Guión Cinematográfico impartido por la FIA-UIMP, y un máster en Producción Artística de la Universidad Politécnica de Valencia. Actualmente es doctorando en Industrias de la Comunicación y la Cultura por la Universidad Politécnica de Valencia, y trabaja como investigador y responsable de comunicación en el Centro de Estudios Filosóficos, Políticos y Sociales Vicente Lombardo Toledano (México).

Leave A Response